Desde que somos pequeños hemos escuchado la frase “no puedes comer helado porque estas con gripe...” y ya que estamos en este negocio es bueno saber si esto es cierto o no.

En primer lugar, debemos entender que la gripe es causada por el virus de la influenza. La mayoría de las personas contrae la gripe cuando inhala gotitas provenientes de la tos o los estornudos de alguien que tenga gripe. O también se la puede contraer si se toca algo que contenga el virus y luego se toca la boca, la nariz o los ojos.

Es decir que si el virus ya está dentro de tu cuerpo va a seguir su curso normal, y no va influir en nada si tomas o no helado.

En segundo lugar, también debemos considerar que, en el caso de que la gripe venga acompañada con dolor de garganta (amigdalitis), el consumo de helado va a aliviar este síntoma, sobre todo los helados de agua son muy beneficiosos para esto.

Así que podemos decir que la frase que se pronunció al principio de esta nota es un mito, y que podemos resaltar al helado como un alimento beneficioso para aliviar parte de los síntomas de la gripe.

Como dato adicional, las paletas de helado de agua también son utilizadas por los médicos para aliviar el vómito en los niños pequeños.

Otro de los usos del helado en la medicina es para aliviar el dolor de muelas, los dentistas recomiendan el consumo del helado después de cualquier procedimiento dental.

Es importante destacar que si resulta perjudicial el consumo de cualquier tipo de helado específicamente en problemas graves pulmonares; tal como neumonía, bronquitis o asma.